5 Lecciones de vida de esta leyenda del mantenimiento de campos de golf tras casi medio siglo de trayectoria

Avatar de Montserrat Morales

Posted on :

Bob Farren, director de mantenimiento de campos de golf en Pinehurst Resort, recibió un prestigioso premio por su trabajo en prácticas sostenibles de mantenimiento de campos de golf este año. Con raíces en el cuidado del césped desde hace toda una vida, Farren ha liderado iniciativas innovadoras en Pinehurst No. 2, incluida la reducción extensiva de césped, la conversión a hierbas más tolerantes a la sequía y la eliminación de la sobresiembra en toda la propiedad. También fue uno de los socios fundadores del Programa de Aprendices de Greenkeeper, el cual brinda educación y tutoría para trabajadores de mantenimiento de campos de golf en colaboración con la USGA y el Sandhills Community College.

A sus 66 años, Farren sigue ocupado preparando a Pinehurst para el U.S. Open de 2024, y tiene planes para el campeonato nacional masculino y femenino en 2029. Además de su trabajo, compartió cinco lecciones importantes que ha aprendido en sus 45 años de experiencia en el campo.

Una de las lecciones clave es que el mantenimiento de campos de golf es una combinación de ciencia y arte. Aunque la tecnología ha mejorado las mediciones de humedad del suelo, la experiencia y la intuición siguen siendo fundamentales para lograr un equilibrio sostenible y de calidad en la superficie del green. Otra lección importante que destaca es la importancia de encontrar la velocidad adecuada del green, lo cual depende de varios factores y no solo de números.

Farren también enfatiza la importancia de priorizar el rendimiento sobre la apariencia en el mantenimiento de campos de golf. En Pinehurst No. 2, se retiraron 40 acres de césped para dar paso a áreas de arena y pastos nativos, lo que ha mejorado significativamente la jugabilidad del campo.

Además de su compromiso con la excelencia en el mantenimiento de campos de golf, Farren también destaca la importancia de la conexión con la comunidad. En Pinehurst, parte del césped retirado se utilizó para mejorar campos de fútbol locales y parques, demostrando un enfoque sostenible y solidario con el entorno.

Finalmente, Farren comparte que muchas personas cometen errores al intentar replicar la apariencia de los greens y fairways en sus propios jardines, sin comprender la cantidad de recursos y cuidados necesarios para mantener esa calidad en casa. La experiencia y la sensibilidad a las necesidades del césped son clave en el mantenimiento exitoso de campos de golf.

En resumen, Bob Farren es un líder destacado en la industria del cuidado del césped y un ejemplo de cómo la innovación, la sostenibilidad y la comunidad pueden unirse para crear un impacto positivo en el mundo del golf.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *