Lo que dicen: Edición Especial con Kodai Senga

Avatar de Montserrat Morales

Posted on :

Hubo un tiempo, no hace mucho, cuando los Mets de Nueva York realmente te obligaban a esperar la decepción. Las lesiones persistían durante períodos increíblemente largos sin explicación alguna. Y también por situaciones extrañas, como la Fiebre del Valle y ataques de jabalíes, nada relacionado con el triunvirato común de hombro, codo y rodilla.

Esta semana recordé, con un amigo, que recibí un boletín, junto con el resto de los medios, de que la lesión de cadera de Carlos Delgado no podía empeorar si jugaba con ella y que seria evaluado día a día. Poco después, por supuesto, los Mets lo apresuraron de regreso, empeoró la situación y, finalmente, se sometió a la cirugía que casi acabó con su carrera.

Ningún Met estaba a salvo, los sanos e incluso los que estaban en la lista de lesionados, se apresuraban a volver a la acción debido a una combinación de indiscreciones por parte de los propietarios y por su propio orgullo competitivo.

Con los nuevos propietarios vinieron nuevos procedimientos, incluso si las decepciones y las circunstancias extrañas a veces persistían. Como cuando Edwin Díaz, en plena época primaveral de 2023, se lesionó celebrando en el terreno de juego y eso se sintió inquietantemente familiar, aunque hay que reconocer que el equipo rápidamente diagnosticó e informó al público sobre la lesión. (En cualquier caso, al haber ocurrido en el propio campo de juego hizo que el habitual doble discurso Wilponiano fuera difícil)

Lo mismo ha sucedido con Kodai Senga, quien no pudo entrenar el miércoles y luego le diagnosticaron una distensión moderada en el hombro. Para propósitos competitivos, esto puede alterar significativamente la forma en que lucharán los Mets esta temporada. Para fines de ligas de fantasía, tanto la forma en que se presentó como el momento en que ocurrió pueden ayudar a mitigar el daño. Esta es una lesión de los Mets, sí, pero estos no son los mismos Mets.

Sí, muchas ligas ya han realizado sus drafts o procesos de selección, pero muchas más no, faltando un mes completo para que se efectúen los primeros juegos de la temporada regular de 2024. Para los 160 de ustedes que seleccionaron a Senga en el puesto 68 del draft de 15 equipos para las ligas de campeones no fue una mala apuesta. Los Mets hicieron todo lo posible para preservar a Senga y, verdaderamente, esto puede ser una lesión temporal, por lo cual lo protegerán una vez más. Steve Cohen no va a filtrar información errónea y desalentadora sobre la recuperación de Senga. Esto puede parecer un listón bajo, pero sigue siendo un motivo de celebración y una razón por la que ya no necesitas devaluar a ningún jugador de los Mets en tus clasificaciones generales debido a un riesgo de lesión mayor de lo necesario.

Aún así, yo estaría nervioso por tener a Senga, un lanzador que no estará listo para el Día Inaugural y que no tiene un cronograma para regresar, a ningún lugar por encima de 150 en este momento.

“Lo que puedo decir, sin ningún problema, en este momento, es que no lo esperamos para el Día Inaugural, pero sí espero que haga muchas aperturas para nosotros este año”, dijo Stearns el jueves. “Este no es un problema de tipo quirúrgico. Es algo que incluye reposo y tratamiento, posiblemente una inyección, eso debe mejorar la situación”.

Por supuesto, como comentamos recientemente en este espacio, las mismas precauciones que los Mets ya estaban tomando, al darle a Senga descanso adicional para asemejar su carga de trabajo en Japón, significaban que el equipo usaría frecuentemente una rotación de seis lanzadores.

Lo interesante en términos del valor de la ausencia de Senga es que los Mets ya no necesitan encontrar seis lanzadores abridores hasta que él regrese. Entonces, considerar el valor a principios de temporada de José Quintana, Luis Severino, Sean Manaea y Adrian Houser en este contexto, y aumentarlo ligeramente, es una medida prudente. Ya era optimista sobre Manaea un poco por debajo de 350 ADP, y ahora lo tengo más cercano al rango de 250. A PECOTA ya le agradaba, incluso sin tomar en cuenta los cambios que hizo en su arsenal, y apuntar hacia una efectividad de 4.00 y un ponche por entrada con los Mets de 2024 como piso ahora es una apuesta segura. Severino y su 304 ADP ofrecen algunas ventajas adicionales, pero ya tengo a Manaea completamente por delante de él. Y si bien las entradas algo escasas de calorías de Houser lo ubican en 552 ADP, esa es una ganancia esperada bastante decente en una selección tan tardía, que prácticamente garantiza un lugar en la rotación en un parque local amigable para los lanzadores.

Habrá personas en tu liga que, en su deseo de parecer más inteligentes, se aferrarán a Mike Vasil, Christian Scott, o Dominic Hamel. Pero Stearns reiteró el jueves que no quiere apresurar a ninguno de los lanzadores prospectos de los Mets. Puesto que el objetivo claro del equipo es 2025, no 2024, esto tiene sentido para Nueva York y debería servir como freno a cualquier entusiasmo que tengas por los prospectos de nivel superior de los Mets en las ligas de re-draft esta temporada.

Lo que sí me causo intriga fue escuchar a Stearns incluir a José Butto en el grupo peleando un puesto en la rotación, en lugar de en la categoría de prospectos. PECOTA, para que conste, odia a Butto y lo proyecta a una efectividad de 5.60. Eso es de uso limitado sin el contexto (¡que puedes encontrar en el Anuario 2024 de Baseball Prospectus!) que su proyección general se ve alterada por un tramo difícil en Triple-A cuando Butto tuvo problemas con bolas y strikes automáticos. ¿A nivel de Grandes Ligas? Lanzó con efectividad de 3.64 en nueve juegos, siete aperturas, y un escenario en el que eliges a un abridor útil en ADP 715 es, de hecho, muy gratificante.

Si bien sé que es costumbre y, de hecho, tradición en muchos sectores entrar en pánico por las lesiones de los Mets, simplemente haz lo que los Mets hacen ahora. Tómalo con calma, toma decisiones prudentes y ajusta según sea necesario. (Trata de evitar también los ataques de jabalíes).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *